miércoles, 2 de enero de 2008

LECHE DE MALVA

USO. Diario, mañana y noche

PIEL: Deshidratada, seca, áspera y delicada

Protege, desinflama, suaviza, da elasticidad, fuerte acción emoliente, puntos negros e impurezas.
Secreciones sebáceas, irritaciones, dermatitis, alergias
Piel enrojecida por exposición solar.

APLICAR: sobre la piel seca, dejar actuar y retirar con un algodón humedecido